Gjesværstappan

Un gran Santuario de Aves

Gjesværstappan fue declarado reserva natural en 1983. Las autoridades medioambientales decidieron así proteger la flora y la fauna local, especialmente las colonias de aves y entre estas la mayor colonia de Frailecillos de la región de Finnmark.

El primer avistamiento de Fulmar ocurrió en 1978 y desde entonces el número de estas aves no ha hecho más que crecer. En la decada de los 80 los Alcatraces comenzaron a anidar. Otras aves visibles en Gjesværstappan son: Gaviotas Tridáctilas, Cormoranes Común, Cormoran Moñudo, Arao Común, Alcas y Bigargo Coliblanco.

La reserva es especial por el gran número y variedad de las aves y por su proximidad a la costa. En Europa hay contadas colonias de aves tan accesibles para grupos de viajeros. Gjesværstappan es una oportunidad única que no puede desaprovechar en su visita al Cabo Norte.